#YOMEQUEDOENCASA

#YOMEQUEDOENCASA

Debido a las circunstancias que estamos viviendo estos últimos días a causa del coronavirus, nuestros pequeños se van a quedar en casa durante al menos 15 días. Esta situación puede llevarnos fácilmente al aburrimiento, el desánimo o el miedo. Os dejamos una serie de consejos para afrontar este momento de parón.

En primer lugar, es aconsejable realizar junto con los niños un horario de actividades para mantener una rutina, desde menú de comidas hasta momentos dedicados al juego o a las tareas de la casa. Debe ser un horario flexible que os permita en algún momento improvisar si es necesario.

Los pequeños han de ser conscientes de que no están de vacaciones y hay que explicarles en función de su edad y comprensión, cuáles son las razones por las que debemos quedarnos en casa y hacerles entender que deben seguir trabajando en la medida de lo posible materias del cole, de una manera diferente, pero sin desconectar absolutamente de sus tareas escolares. 

Por supuesto es momento de divertirse también y llevar a cabo esos planes que la vida frenética que llevamos muchas veces nos impide. Aprovechemos esta oportunidad para disfrutar de buenos momentos con nuestros pequeños. ¿Cómo? Estas actividades y juegos te ayudarán.

1. Taller de cocina. Organizad el menú semanal y decidid entre todos qué comidas pueden cocinar los pequeños con vuestra ayuda. Podemos preparar recetas dulces o saladas, convertirnos en auténticos chefs y pasar tiempo juntos en la cocina sin complicarnos demasiado.

2. Visita a un museo. Sí, podemos visitar un museo desde casa. Museos como el de Historia Natural de Londres, el del Prado, o el MoMa de Nueva York ofrecen visitas virtuales para que podáis recorrer sus pasillos y descubrir todas sus obras y exposiciones sin salir de casa. 

3. Cine en casa. Hoy en día plataformas como Netflix, Movistar, Filmin o Amazon Prime, ponen a nuestra disposición multitud de series y películas para niños. ¿Y si aprovechamos para verlas en versión original y practicar inglés?

4. Gimnasia en casa. Vivimos en la era de los contenidos en internet y hay multitud de canales que ofrecen rutinas de ejercicios totalmente gratuitas para hacer sin salir de casa. ¿Que no nos gusta hacer ejercicio dirigido? No pasa nada, hinchamos un globo y jugamos a volei en el pasillo.

5. Spa relajante. Convirtamos algo rutinario como la hora del baño en un momento divertido y relajante. Bañera llena de espuma, una mascarilla para el pelo, música relajante y nuestro baño queda convertido en un spa.

6. Juegos de mesa. Un gran clásico que deberíamos practicar siempre. Desde clásicos como el parchís, las cartas o el juego de la oca, hasta juegos más complejos para los mayores como son los juegos de rol, estrategia, etc.

7. Videojuegos. En importante que los momentos de pantalla sean limitados siempre, pero especialmente estos días. Pero dentro de ese “rato pantalla” quizás ha llegado el momento de entender por qué a nuestros hijos les gustan tanto los videojuegos. ¿Por qué no dejamos que nos enseñen cómo se juega al FIFA? Es una buena manera de compartir sus gustos con nosotros. 

8. Manualidades. Para los más pequeños las manualidades son un acierto seguro. Cartulinas, pegamento, hojas secas y cualquier material reutilizable que tengamos en casa puede convertirse en un bonito mural para nuestras habitaciones. 

9. Lectura. Ha llegado el momento de leer todos aquellos libros que siempre tenemos pendientes en nuestra mesilla de noche. Para aquellos que no tienen por costumbre leer, podemos hacer un taller de lectura en el que leamos cada uno un capítulo en voz alta y lo comentemos. Es una buena idea buscar un libro que después podamos ver convertido en película.

10. Merienda con nuestros abuelos. Sí has leído bien y no, no puedes salir de casa, pero la tecnología pone a nuestra disposición multitud de servicios que nos permiten un rato con los amigos. ¿Por qué no montar una merienda vía Skype? Es momento de probar la modalidad 2.0.

Te puede parecer que todos estos planes y consejos son adecuados para los más pequeños de la casa, pero, ¿qué hacemos con los adolescentes?

En primer lugar y más importante debemos hablar con ellos y hacerles entender lo importante que es quedarse en casa y por qué. Ellos no entienden qué peligro puede haber en quedar con los amigos en un parque si no se tocan entre ellos. Déjale espacio. Dentro de un orden, deja qué decida a qué dedicar su tiempo. Ayúdale a crear su propio horario. Deben limitar las horas de pantallas y decidir en función de la etapa educativa en la qué se encuentren qué tiempo dedicar al estudio. ¡¡Es momento de ponerse al día en muchas asignaturas!! ¿Y por qué no? también pueden participar en el spa en casa, en los juegos de mesa o en la rutina de ejercicio? 

Aprovechemos estos días para disfrutar toda la familia unida.

Sin comentarios

Publicar un comentario