PREPARADOS, LISTOS…..YA!! Comienza Bachillerato

PREPARADOS, LISTOS…..YA!! Comienza Bachillerato

Es habitual que cuando un alumno o alumna comienza Bachillerato tenga sentimientos encontrados. Por primera vez en su vida de estudiante es él o ella quien ha decidido seguir estudiando, lo cual le hace sentir más maduro y a la vez le provoca una ilusión que antes no había sentido. No es una etapa obligatoria como las anteriores y se supone que lo hace porque en un futuro quiere estudiar un grado universitario. Esto provoca que, a la vez, sienta cierta preocupación o incluso miedo porque sabe que para poder acceder a ese grado va a necesitar una media y superar las PAU (Pruebas de Acceso a la Universidad).

La suerte es que aunque el camino que comienza va a requerir mucho esfuerzo y trabajo no lo emprende solo. En esta nueva etapa va a estar acompañado por nosotros, su colegio, y por su familia. ¿Alguna vez os habéis preguntado por qué una mesa de tres patas nunca cojea? Para explicarlo deberíamos recurrir a la geometría euclidiana pero, por hacerlo más fácil, podemos decir que es porque dos patas tienen la función de posicionar al objeto en un mismo eje y la tercera se encargará de estabilizarla. Si este ejemplo lo aplicamos al Bachillerato, el alumno y el profesorado serían las dos patas que lo posicionan en el eje correcto y la familia será la encargada de ayudar a estabilizarlo dándole el apoyo que va a necesitar.

Otra ventaja es que se supone que va a estudiar la modalidad de Bachillerato que ha elegido. Será la que más se adapte a sus gustos y miras de futuro lo que influirá positivamente en su rendimiento académico. Partiendo de esto solo queda trabajar, trabajar y trabajar. El esfuerzo y la constancia van a ser fundamentales y por supuesto una buena organización.

Ahí es donde entra el profesorado. Además de darle todos los contenidos que se le van a exigir tanto durante los dos cursos de bachillerato como en las PAU, va a ser necesario que les orientemos en diferentes aspectos. Es importante asegurarnos de que sus técnicas de estudio son correctas y efectivas. No hay nada que desmotive más que pasar muchas horas delante del libro para luego comprobar que no se sabe nada de lo que se ha estudiado. Una buena organización del tiempo también es fundamental. Hay mucho que estudiar y cuanto más rentabilicen el tiempo empleado más podrán avanzar. Por último, va a ser un camino en el que posiblemente encuentren obstáculos que en determinados momentos hagan que se desmoralicen o desmotiven. Nuestro apoyo será fundamental. Es necesario estar pendientes de ellos para detectar cualquier cambio anímico ya que ellos no siempre son comunicativos e incluso puede que lo quieran ocultar. Unas palabras de ánimo o una conversación que les haga darse cuenta de que las cosas no siempre son como ellos las ven les ayudará a recuperar la ilusión y las ganas.

La familia también jugará un papel muy importante. Ellos han dejado de ser niños para pasar a ser adolescentes. Aunque creamos que esta etapa a esa edad ya está superada no es así. Al esfuerzo en el estudio se le va a sumar un carácter maleable y el que la vida se vuelva para ellos más intensa en todos los aspectos. El amor y la amistad pasa a ser, en ocasiones, lo más importante. Es fundamental, por tanto, que los padres mantengan una relación frecuente y amigable con sus hijos para que sientan que pueden contar con ellos no solo para compartir las alegrías sino también para compartir las dificultades.

Analizando nuestro alumnado que comienza Bachillerato y su entorno familiar estamos seguros de que cuentan con todos los ingredientes para asegurar el éxito. Nosotros vamos a poner todo nuestro esfuerzo para que lo consigan, ellos el trabajo y la ilusión y sus familias el apoyo. Sí,…Estamos preparados.

No Comments

Post A Comment