PREPARADOS PARA EL CAMBIO: DE PRIMARIA A SECUNDARIA

PREPARADOS PARA EL CAMBIO: DE PRIMARIA A SECUNDARIA

Arrancamos un nuevo curso en el que algunos de nuestros alumnos cambian de etapa, pasan de Primaria a Secundaria, una etapa llena de retos y de nuevas experiencias en la que a la incertidumbre que vivimos en estos tiempos se une su paso a la adolescencia. 

Ya desde la etapa de Primaria y a partir de ahora desde la de Secundaria, los docentes de nuestro colegio, trabajamos coordinados para conseguir realizar esta transición con éxito y año tras año lo estamos consiguiendo.

Inician nuestros alumnos de 1º de ESO un momento de cambios importantes a nivel social, escolar, psicológico e incluso físico.

Por una parte y a nivel social, pasan de ser los mayores de Primaria a ser los pequeños de Secundaria, ocupan por lo tanto una nueva posición y estatus en el centro, lo que implica un cambio de roles, responsabilidades, etc. En cuanto al grupo de amistades, este cobra una mayor relevancia, lo que supone una mayor influencia en la toma de decisiones del adolescente, en detrimento de la influencia que hasta ahora ejercía la familia.

Además, a nivel académico es una etapa de muchos cambios, entre ellos el cambio de profesorado, continúan teniendo un profesor por asignatura, pero en este nuevo curso, son profesores nuevos. Además, el contenido de las asignaturas es más amplio y complejo que en la etapa anterior y se les exige mayor autonomía y responsabilidad tanto en el desarrollo de las actividades en clases como en el estudio en general.

En cuanto a los cambios físicos y psicológicos, son los propios de la etapa de la adolescencia en la que se encuentran, se miran en el espejo y día a día se ven diferentes, su pensamiento se hace más crítico, ya toman sus propias decisiones sin pedir la aprobación de nadie y empiezan a comprender su entorno y desarrollar su pensamiento abstracto.

En esta etapa de cambios, tanto la familia como el colegio, jugamos un papel fundamental en el desarrollo positivo de nuestros niños y niñas. 

Desde casa, es muy importante mantener la implicación en sus estudios que hasta ahora existía. No pensemos que por ser mayores, ya no nos necesitas. No es momento de desconectar de sus estudios. Podemos ayudarles a gestionar su tiempo mediante la elaboración de horarios, establecer nuevas rutinas más acordes a las nuevas exigencias de la etapa de Secundaria, dejando crecer poco a poco su autonomía.

Su vida está cambiando, y es bueno escucharlos, hablar con ellos, y a veces preguntarles, nunca interrogarlos, dejar que la conversación fluya y construir de esta manera un ambiente de confianza tan importante a esta edad. 

Asimismo, debemos prestar especial atención a sus emociones, comportamiento, hábitos de sueño, alimentación, relaciones sociales, pero reduciendo el control directo para evitar su rechazo. Deben aprender, ahora más que nunca, a tomar decisiones basadas en la reflexión y para ello, nosotros somos el mejor ejemplo.

Desde el colegio, mediante la educación personalizada que nos caracteriza, tratamos de que la transición de una etapa a la otra sea lo más positiva posible, mantener la continuidad educativa y hacer que se sientan preparados para acometer los retos que se les van presentando. Además, desde la acción tutorial, se trabaja para sembrar respeto y confianza haciendo uso del diálogo para ayudarles siempre que lo necesiten. 
En esta nueva etapa que empieza, se hace más importante si cabe la comunicación entre las familias y el colegio. Recordad que tanto tutores, como dirección así como el profesorado está a vuestra disposición siempre que lo necesitéis.

No Comments

Post A Comment