ADOLESCENTES FELICES

ADOLESCENTES FELICES

La Real Academia de la Lengua Española define la felicidad como el “Estado de grata satisfacción espiritual y física.” 

Traslademos esta definición al día a día de un adolescente.

Aunque en ocasiones pueda parecer que los adolescentes viven enfadados, nada más lejos de la realidad. Los adolescentes son cambiantes, pero eso no es nada nuevo. Sus hormonas junto con su perspectiva del mundo y de lo que es justo y lo que no, pueden hacer que no se sientan entendidos y por lo tanto, no consigan esa satisfacción física y espiritual de la que habla la RAE.

Existen, no obstante, diferentes factores que pueden ayudarles a conseguir ese estado de felicidad. Pasar tiempo en familia, tener buenas relaciones de amistad, practicar algún deporte o realizar alguna actividad creativa, son algunos de ellos. 

Detallemos algunos factores que afectan directamente al bienestar de las personas en general , y de los adolescentes, en particular.

Relaciones personales: Desde el punto de vista de un adolescente, sus amigos son lo más importante. Necesita a su grupo de amigos y su aceptación para sentirse bien. Pero no solo eso, aunque no siempre lo demuestren, necesitan también que los adultos reconozcamos sus virtudes y sus logros, necesitan en definitiva sentirse bien con sus padres o profesores.

Bienestar físico: El cuerpo de un niño cambia al llegar a la adolescencia y en esta etapa se preocupan mucho por su aspecto físico. Necesitan verse bien físicamente y de salud. Es muy importante fomentar hábitos saludables desde su más temprana infancia. Alimentación sana y equilibrada, práctica de actividad física, higiene personal o hábitos de sueño saludables son fundamentales en estas edades.

Tiempo de ocio: El tiempo dedicado a sus hobbies y al ocio es positivo para el bienestar de cualquier adolescente. Ellos consideran que las clases, las actividades extraescolares y el tiempo dedicado al estudio, les dejan sin tiempo para el esparcimiento y es muy importante ayudarles a encontrar ese tiempo para que se sientan felices. 

Educación y futuro: Sí, es cierto, parece que, en general, los adolescentes son irresponsables e inmaduros,  pero realmente les preocupa su futuro, o bien porque no tienen claro a qué se quieren dedicar, lo cual les desmotiva a la hora de dedicar tiempo al estudio, o bien tienen claros sus objetivos, pero tienen miedo de no llegar a cumplirlos. Podemos ayudarles, tanto padres como profesores a realizar elecciones de futuro, pero también a hacerles ver que el futuro es muy cambiante, y que no pasa nada si no saben “qué quieren ser de mayor” porque con el tiempo lo irán descubriendo.

Situación económica y social: Vivimos en una sociedad consumista y al igual que a los adultos, a los adolescentes les afecta la situación económica de su familia. Aquellos que se sienten en un nivel inferior al de sus amigos, experimentan un grado importante de infelicidad porque no tiene acceso a aquello que para ellos es indispensable, como el último par de zapatillas que han salido al mercado, o el móvil con la última tecnología. Vamos a enseñarles desde bien pequeños, que el dinero no va a conseguirles la felicidad y que hay muchas más razones por las que ser feliz que nada tienen que ver con la marca de la sudadera que llevan.

Entonces, ¿la palabra adolescente y la palabra felicidad, pueden estar juntas en la misma frase? ¡Por supuesto! Vamos a ayudar a nuestros adolescentes a ser felices, estando con ellos, pero sin que se note, y sin forzar la situación, escuchándolos cuando lo necesiten y dándoles consejo cuando lo pidan. Tratemos de ponernos en su lugar, están en pleno proceso de cambio físico, mental y emocional. Como dice el título del libro de Jaume Funes : “Quiéreme cuando menos me lo merezca… porque es cuando más lo necesito” Ayudemos a nuestros adolescentes a ser felices.

¡¡FELIZ DÍA DE LA FELICIDAD!!

Lucía Yagüe. Profesora de Colegio Las Colinas.

No Comments

Post A Comment