HERRAMIENTAS PARA EL MANEJO DEL ESTRÉS

HERRAMIENTAS PARA EL MANEJO DEL ESTRÉS

El estrés es algo con lo que algunos de nuestros alumnos de secundaria y Bachillerato están familiarizados. Deben llegar puntuales a clase, asegurarse de hacer los deberes y estudiar para los exámenes. A esto se le suma la situación que vivimos actualmente y que no les permite relacionarse socialmente todo lo que les gustaría. Esto les ayudaría a relajarse en ciertos momentos.

En los alumnos de 2º de Bachillerato la presión aumenta de cara a final de curso ya que no solo se juegan el aprobar sino hacer unas buenas Pruebas de Acceso a la Universidad y entrar en el Grado Universitario con el que sueñan.

Aquí es donde entra en juego una buena organización del tiempo. Ser capaz de administrar bien tu tiempo te permite maximizar la productividad y la capacidad de aprendizaje. Al hacerlo, podrán obtener mejores calificaciones, cumplir con los plazos y entrar en el Grado Universitario que desean.

Por lo tanto, ¿cómo se puede mejorar las habilidades de gestión del tiempo? Aquí tienes algunos consejos.

Haz una lista de tareas y establece prioridades

Una lista de tareas es una de las herramientas más simples que puedes utilizar para recordar cosas. Elimina la necesidad de tener que hacer un seguimiento de todo mentalmente. Esto ayuda a reducir la carga de trabajo de tu cerebro, lo que te permite concentrarte en cosas más importantes.

Es importante asignar niveles de prioridad a las tareas de tu lista. Esto te permite realizar un seguimiento de las tareas que son urgentes para que puedas realizarlas primero. Y también te permite ver fácilmente si hay tareas que no son necesarias.

Mantén tus cosas organizadas

Es posible que no te des cuenta, pero el desorden puede aumentar el estrés. El desorden te dificulta concentrarte en lo que es importante, ya que hay muchas cosas que intentan competir por la atención de tu mente. Como resultado, te estresas.

Por lo tanto, debes mantener tu área de trabajo y el lugar en el que estudias limpios y organizados. Esto no solo te ahorra tiempo cuando necesitas encontrar algo, sino que también es una técnica de manejo del estrés que reduce el estrés mental adicional que viene con el desorden.

Pon en práctica las técnicas de estudio aprendidas

Los exámenes y sacar buenas notas son una fuente constante de estrés para todos los estudiantes. El aprender a estudiar de manera eficaz, hace que te sientas más seguro al presentarte a los exámenes.

Desde las clases de tutoría se te han enseñado todas las técnicas de estudio que te van a permitir sacar el máximo rendimiento a tu tiempo de estudio.

No debes posponer las cosas. Debes cogerlas con tiempo ya que es más probable que olvides rápidamente toda la información si la acabas de estudiar y no la has trabajado durante suficiente tiempo.

Practica unos hábitos saludables

Ser joven a menudo te da sensación de invencibilidad. Puedes comer lo que quieras y aguantar con tan solo 3 o 4 horas de sueño. Pero, estos malos hábitos finalmente te pasan factura.

Es importante dormir 7 u 8 horas cada noche, alimentarte de forma equilibrada y mantenerte activo. Está comprobado que practicar deporte reduce los niveles de estrés.

Utiliza técnicas de relajación

Por último, puedes utilizar una música relajante en los tiempos de descanso mientras estudias, aprender técnicas de respiración que te ayudarán a comenzar a estudiar de forma más calmada o incluso podrías empezar a practicar yoga.

El final de curso es duro y estresante pero recuerda que otros años lo has conseguido y nada puede hacer que no lo logres este. ¡Ánimo!

Rosma Yagüe Mayans (Directora de Secundaria y Bachillerato)

No Comments

Post A Comment