DE 0 A 18 EN LAS COLINAS

DE 0 A 18 EN LAS COLINAS

Estudiar en el mismo colegio desde el año hasta los 18.

Cuando unos padres eligen colegio para su hijo de un año, ¿en qué creéis que piensa? ¿en que su hijo acabe siendo abogado del estado o en que sea feliz durante sus 18 próximos años?

Cada vez son más las familias que optan porque sus hijos estudien en un colegio que, como Las Colinas, ofrezca todas las etapas educativas, desde Infantil, hasta Bachillerato.

Dicen los expertos, que estudiar en centros que cuentan con todas las etapas educativas proporciona beneficios a sus alumnos, no solo a nivel académico sino también a nivel personal.

Algunas de las ventajas que supone vivir todas las etapas escolares en el mismo centro, son las siguientes:

1. Sentido de pertenencia a la institución. Aquellos alumnos que inician su andadura escolar a los 2 o 3 años y permanecen hasta los 18 en Las Colinas, crean un vínculo muy especial con el mismo y lo sienten como su segundo hogar. Los alumnos sienten el colegio como suyo y se sienten motivados para acudir a clase y seguir aprendiendo en un entorno que perciben como seguro. Este sentimiento es, en muchos casos, para siempre. Hay “colineros” de toda la vida y para toda la vida, y las constantes visitas de antiguos alumnos año tras año así lo demuestran.

2. La confianza que se genera entre alumnos y profesores en centros como el nuestro es especial. Los alumnos de Las Colinas tienen la oportunidad de conocer a todos y cada uno de los profesores del centro, así como al personal de administración y servicios, de la misma manera que el personal del centro conoce a cada uno de los alumnos, generando este ambiente familiar de confianza que permite que los pasos de una etapa educativa a la siguiente se realicen sin grandes dificultades. ¿Qué alumno de Las Colinas no ha buscado alguna vez a Isa porque ha olvidado el almuerzo e Isa le ha preparado un bocadillo gigante? O ¿quién no ha necesitado alguna vez el consejo de Rosma ya fuera en algún tema académico o personal? 

3. El colegio es como una gran familia. En el aspecto académico, este trato personalizado entre docentes y alumnos, permite que los profesores conozcan las circunstancias que envuelven a cada uno de los alumnos del colegio, pudiendo dedicarle una educación personalizada a cada uno de ellos en función de sus necesidades en cada momento de su paso por el colegio. Además, la comunicación que existe entre profesores de distintas etapas favorece una continuidad a nivel académico de nuestros alumnos.

4. Educación integral de los alumnos. No solo en el ámbito académico existen ventajas en estudiar desde Infantil hasta Bachillerato en el mismo centro. El proyecto de centro es continuo en todas las etapas lo que nos permite dotar a nuestros alumnos de aquellas habilidades, destrezas y valores que les permitirán conseguir todo aquello que se propongan en su vida adulta. Para nosotros es emocionante ver como nuestros pequeños de infantil se convierten en niños, adolescentes y nos dejan siendo ya prácticamente adultos. Nos enorgullece enormemente haber formado parte de su crecimiento personal.

5. La creación de vínculos de amistad duraderos. Algunos de nuestros alumnos más veteranos llevan 17 años juntos en las aulas de Las Colinas. Crear lazos de amistad en la niñez en ocasiones no es tarea fácil. Si la vida educativa de un alumno se ve marcada por diferentes cambios de centro, esta labor puede complicarse aún más. Nuestros alumnos tienen la oportunidad día a día en el colegio de crear esas amistades verdaderas de las que duran toda la vida creadas a partir de vivencias positivas y experiencias compartidas.

En definitiva, si lo que buscas es que tu hijo sea feliz los próximos años y que viva el día a día de su etapa escolar en un colegio preocupado por su formación y bienestar, has llegado al sitio adecuado. Las Colinas es tu colegio.

Lucía Yagüe Mayans. Profesora de Secundaria y Bachillerato.

No Comments

Post A Comment