CÓMO CONSEGUIR QUE NUESTROS HIJOS E HIJAS LEAN

CÓMO CONSEGUIR QUE NUESTROS HIJOS E HIJAS LEAN

Si luchas por descubrir cómo conseguir que tu hijo o hija disfrute leyendo, este artículo es para ti.

En nuestro colegio contamos con un plan lector cuyo objetivo principal es despertar, aumentar y afianzar el interés de nuestro alumnado por la lectura como elemento de disfrute personal. La familia, de la misma manera, puede contribuir a que la lectura se convierta en un hábito para sus hijos con todas las ventajas que ello supone. 

Que a tu hijo no le guste leer no significa que su trayectoria académica vaya a ser un desastre. No obstante, hay algunos consejos que puedes seguir para ayudar a tu pequeño a prosperar como lector:

Comencemos con el consejo más importante: tu participación en el proceso de aprender a leer es fundamental. Dedicar tiempo a leerle en voz alta todos los días le puede ayudar a crecer como lector. De la misma manera que podemos animarles a que nos lean a nosotros en voz alta una vez han aprendido. Como afirma la escritora norteamericana Emilie Buchwald “Los niños se hacen lectores en el regazo de sus padres”.

Continúa leyendo para obtener más consejos útiles sobre cómo ayudar a fomentar la lectura en casa.

1. ¿Por qué no quiere leer?

¿Por qué a mi hijo no le gusta leer? Esta pregunta nos la hemos hecho todos los padres de niños que no quieren leer en un momento u otro. Durante la niñez, la capacidad de comunicación de nuestros hijos todavía es limitada, por lo que no podrán responder a esta pregunta. Tendrás que hacer un pequeño trabajo de observación. Fíjate en sus reacciones y gestos cuando le enseñas un libro y quizás puedas deducir por qué no quiere leer.

2. ¿Tiene dificultades con la lectura?

Es posible que tu hijo tenga dificultades para leer, lo que convierte la lectura en una tarea frustrante que quiere evitar. En este caso debemos considerar dos posibles opciones, trabajar con ellos la lectura, siempre aconsejado por sus maestros o maestras o darle libros que entrañen menor dificultad.

Siempre que tu hijo disfrute de lo que lee, no tienes que preocuparse por el nivel de lectura. Lo que nos importa es que desarrolle sus habilidades de lectura y cultivar su pasión por la misma antes de pasar a libros más difíciles.

3. ¿Le interesa lo que lee?

¿Has empezado alguna vez una novela y después del primer capítulo la has dejado porque te resultaba tediosa? A los niños les ocurre lo mismo. Si el libro que están leyendo les resulta aburrido lo dejarán de lado.

Para conseguir que la lectura les resulte interesante podemos dejar que elijan sus propios libros, independientemente del nivel de lectura. Si elige uno demasiado difícil, se lo podemos leer nosotros en voz alta, lo importante es que pase un tiempo dedicado a la lectura.

4. Visitar librerías y bibliotecas, y participar en actividades de animación a la lectura.

Seguro que la biblioteca de tu barrio organiza cuentacuentos o actividades de fomento a la lectura. Estas suelen ser una buena oportunidad para que tu hijo perciba el acto de leer como algo positivo y lúdico. ¡Apúntalo!

5. Felicita sus logros.

Haz que tu hijo sea consciente de los avances que realiza, y felicítalo. “Ahora lees más rápido! ¡Muy bien, ya no te cuesta leer palabras largas!. Estas frases motivadoras le demuestra su capacidad de mejorar.

6. Predica con el ejemplo.

Que nuestros hijos nos vean leer en casa, ya sean novelas, periódicos en papel o digitales, es el mejor modelo que podemos ofrecerles. Les estamos mostrando cómo el momento de lectura no es una obligación sino que puede convertirse en un momento de disfrute. 

Conseguir que nuestros hijos lean por iniciativa propia es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos como padres. Quizás siguiendo estos consejos logremos que nuestros hijos vivan la lectura como una actividad placentera. ¡Conseguiremos pequeños grandes lectores!

Lucía Yagüe Mayans. Profesora de Secundaria y Bachillerato

No Comments

Post A Comment